Instituto de Técnica Forense

Presentación

El Instituto de Técnica Forense integra el área de Práctica Profesional y es una Unidad Académica de la Facultad de Derecho que reúne a los docentes de las asignaturas de la carrera de Abogacía del Plan ´89, Técnica Forense I, II y III —Consultorio Jurídico—, y las opcionales Introducción a la Judicatura, Métodos Alternativos de Resolución de Controversias, Clínica del Litigio Estratégico, Relaciones de Consumo, y las asignaturas del Plan 2016, Práctica Profesional I y II y Consultorio Jurídico I y II, dictándose además en coordinación con el Instituto Uruguayo de Derecho Procesal, los Talleres de Procesal I de dicho Plan 2016. Se encuentran en proceso de formulación y/o aprobación para este Plan 2016, las equivalentes a las opcionales del Plan anterior, así como nuevas opcionales, seminarios y espacios de investigación.

La disciplina originalmente fue identificada con la materia Práctica Forense (Plan 1957), luego Técnica Forense (como en el actual Plan ´89) y actualmente Práctica Profesional (Plan 2016), disciplina que también se puede denominar Aplicación del Derecho o Derecho Aplicado, se relaciona con la actuación profesional del abogado, tanto extrajudicial como judicial, preparándolo para su "hacer" en las distintas vertientes (asesor, consultor, dictaminante, patrocinante, defensor público, juez o fiscal ("forense" en el sentido de actuación en el foro —ante la Justicia—).

Y constituye una forma específica de abordaje del conocimiento y la realidad jurídica. Si bien el derecho es un sistema único que, para su estudio se descompone en distintas ramas (Constitucional, Civil, Comercial, Penal, Administrativo, Procesal, Laboral, etc.), cuando de resolver la situación concreta ("el caso") se trata, es imprescindible reintegrarlo a su unidad. El resultado, el todo, es como siempre, mas y diferente a la suma de sus partes. Y es ese proceso de aplicación, fundado e inspirado en el paradigma que la elección filosófica impuso, el que interpreta y elije las ramas del derecho que regulan el caso; coordina y armoniza las normas que seleccionó de dichas áreas jurídicas tanto sustantivas como adjetivas, y diagnosticada así la situación, formula la hipótesis teórica de su solución, eligiendo en un segundo paso las herramientas que harán posible su actuación en la realidad concreta, material y tangible.

Este proceso o praxis en donde se conjugan en el caso concreto, la teoría general del derecho y las disciplinas seleccionadas, mediante el análisis argumental necesariamente creativo y las herramientas elegidas, es el área del conocimiento cuyo estudio e investigación ocupa al Instituto de Técnica Forense.

En los cursos del último año, se realiza la atención de casos jurídicos reales, supervisados por docentes de la disciplina, en el Consultorio Jurídico Central y en los Consultorios Descentralizados y/o Especializados, todos ellos curriculares, que funcionan tanto en la capital como en el interior de la República, esquema que se repite en ambos planes de Estudio.

De acuerdo al abordaje descripto, los cursos de grado de la disciplina están reservados para estudiantes de abogacía. El Instituto encara para los próximos años y especialmente vinculados a la implementación del Nuevo Plan de Estudios, la realización de varios cursos de posgrado.

Dado que la similitud en los nombres y siglas (ITF) se presta a confusiones, es prudente aclarar que nuestro Instituto no puede confundirse con el Instituto Técnico Forense, dependiente del Poder Judicial, el que provee asistencia técnica (pericias médicas, psicológicas, sociales, contables, etc.) al Poder Judicial.