Protocolo general para la realización de actividades en los edificios universitarios

Publicado/actualizado por administrador el lunes 07/12/2020 – 12:00
Protocolo

El presente protocolo tiene como finalidad establecer criterios claros y concisos que permitan la realización de actividades necesarias para asegurar el funcionamiento de la institución y preservar las actividades de enseñanza, investigación, extensión y gestión en los edificios universitarios. La necesidad de establecer estas disposiciones se fundamenta en la improbabilidad de que la vida universitaria pueda retornar a los carriles habituales en el mediano plazo. Por eso es imprescindible establecer bajo qué condiciones se puede desarrollar actividad presencial en las dependencias universitarias bajo criterios sanitarios claros y fundados.

El estricto cumplimiento de las medidas dispuestas a continuación es compromiso de todos y todas. Será responsabilidad de las autoridades de cada servicio la implementación de las medidas dispuestas y el control de su cumplimiento, sin perjuicio del monitoreo continuo que realice Rectorado, con asesoramiento especializado.

Con ese fin y en el marco del protocolo general, los servicios podrán aprobar protocolos específicos, a cuyos efectos se instrumentarán mecanismos de consulta con los gremios y de convocatoria a las instancias de negociación previstas en el artículo 16 del Convenio de Fueros Sindicales (AFFUR – UTHC - UDELAR) del 1°/04/2004, con el funcionamiento regulado en los artículos 4° y 5° del Acuerdo del 7/04/2011, de acuerdo a la interpretación contenida en el artículo 2° del Acuerdo del 4/05/2017 sobre la aplicación del Decreto 291/07. En estos casos se hará extensiva la convocatoria a la participación de ADUR.

Las tareas y procesos laborales deben planificarse de modo que se pueda dar cumplimiento a las orientaciones del presente documento. Para el desarrollo del protocolo de cada servicio en base al presente documento deberá tenerse presente que la transmisión de COVID19 se produce por gotitas que se diseminan a 1,5 metros. con la respiración, la tos y al hablar, así como a través de las manos y superficies de alto contacto, incluidos los objetos que son manipulados por más de una persona (lo cual es prevenible aumentando las medidas de higiene).

Continuar leyendo...